zapatero a tu zapato

Neuronas en Vacaciones

martes, 5 de abril de 2011

Lo archisabido, temático e indefenso

La republica mexicana ha tenido muchas trabas para poder llegar a ser un país estable en la superestructura de la sociedad: economía, política, arte, educación, salud, democracia; y un sinfín de etcéteras que apartan a México de la utopía. La idiosincrasia del Estado está invadida de intereses y artimañas que hacen del sistema una burla; la televisión es el somnífero popular, es más fácil encender el televisor que abrir un libro. La gente prefiere lo extranjero y mira con desdén a lo nacional, haciendo que EUA invierta mucho dinero en el consumo mexicano y éste a su vez, lo compre masivamente. En México hay mucha inversión extranjera, lo cual ocasiona que dependamos económicamente de los extranjeros, así que habiendo recesión en EUA, aquí en México también habría.

Los rasgos más característicos de México se establecieron y dictaminaron como producto de la revolución y la independencia, en este año (2010) se cumplen cien y doscientos años independientemente de ellas, si hipotéticamente México no hubiera tenido una revolución, todo seguiría igual: la prensa estaría vendida, habría masacres y paranoia, un país analfabeta, iletrado, de incultos, que con un estimulo banal de políticos y empresarios responden casi instantáneamente de manera positiva, como el conductismo: que estudia el comportamiento animal por medio de estímulos y respuestas.

El hombre ha conocido cinco tipo de sociedades: primitivo, esclavismo, feudalismo, capitalismo y socialismo. El primitivo consta de la unión de la fuerza humana para lograr los objetivos fundamentales como el vestido y el alimento. El capitalismo se basa en el libre comercio y por medio de él, su sociedad se alimenta y resuelve sus problemas. El socialismo consta
Televisa tiene gran influencia en el gobierno que, desde la década de los 60’s, el ejecutivo siempre está dispuesto a escuchar sus “opiniones, peticiones o quejas”.
Televisa controla lo que se hace saber en México: maquilla las cifras de muertos, se abstiene a publicar críticas al sistema, pinta un mundo de colores y un buen gobierno; a pesar que todo eso no fuera cierto, Televisa lo hace verídico.

Televisa es la dueña del tiempo libre de los mexicanos, alrededor de 1,500 horas al año pasa un niño frente al televisor.

Las telenovelas siempre han sido para las clases obreras. La formula que utilizan para la atracción de masas es sumamente sencilla y trillada: coincidentalmente presentan a una joven hermosa pero pobre y a su príncipe azul, y ambos debían superar una serie de obstáculos circunstanciales así como los designios de malévolos personajes, antes de alcanzar la felicidad eterna. Su popularidad dependía de su atractivo moral y emocional, no de un interés intelectual, haciendo a la televisión mexicana disidente a la educación.

Sin ánimos de educar por el bien común, la tele se ha caracterizado por presentar contenido estúpido y con interés de moldear estilos de vida.
Se busca que la gente se identifique y proyecte en la protagonista del programa. Siguiendo el ejemplo de las telenovelas: la que protagoniza la historia, aparte de ser pobre, es despojada del escarceo erótico asimilándose a la virgen Maria, dándose el papel de la buena que es pasiva, sentimental y dependiente, y que le va bien al final y se casa con un hombre rico, guapo, ojos azules, robusto, carismático, deportista, católico.

1 Comentarios:

bleuetsmystic dijo...

Me gusta que estudiantes de ciencias de la comunicación escriban sus vagas ideas jajaja sobre lo de la revolució mexicana no mames pinchis gringos! Es una burla lo que hicieron después de ella osea Obregón ¿qué pedo? Si es cierto no había capital no suficientes ingresos fiscales pero no mames mejor dicho ¿qué pedo con EUA? Son una mierda desde el punto de vista humanista no puede ser que les haya valido pito y llegasen a los acuerdos caca que llegaron en el gobierno de Obregón prácticamente nos dijeron su Revolución es un chiste ustedes hacen lo que digamos no su gente no su pueblo y todo como siempre por dinero, como me caga a mí eso la verdad.

Publicar un comentario